La Estrella

Humor negro que raya en lo ridículo

De Izq., Dawn Luebbe como Lisa; Neil Casey como Dennis; Jocelyn DeBoer como Jill y Beck Bennett como Nick en la cinta “Greener Grass”.
De Izq., Dawn Luebbe como Lisa; Neil Casey como Dennis; Jocelyn DeBoer como Jill y Beck Bennett como Nick en la cinta “Greener Grass”. Cortesía

Si le gustan las sátiras desproporcionadas, amárrese el cinturón de seguridad, pues “Greener Grass” (El pasto más verde) va a superar todo lo que haya visto en cuanto a crítica absurda sobre la clase media alta en los Estados Unidos.

Las directoras, guionistas y protagonistas Jocelyn DeBoer y Dawn Luebbe, crean una sociedad absurda y maniática a detalle en donde los adultos se regalan bebés y los niños se convierten en perros.

DeBoer y Luebbe critican aguzadamente la realidad de un mundo en el que la competencia, la ignorancia, la manipulación y la necesidad de pertenencia lo significan todo.

Para ello crean una versión en colores pastel, en la que desde el principio dan ganas de vomitar, de un suburbio de la Norteamérica, en donde todos viajan en carritos de golf y las mejores amigas Jill (Jocelyn DeBoer) y Lisa (Dawn Luebbe) comienzan una relación de simbiosis, a partir de que Jill en medio del juego de soccer de sus hijos y sentadita a lado de su mejor amiga, decide regalarle a su bebé de meses.

Por otro lado el esposo de Jill (Beck Bennet) ha desarrollado una curiosa fijación por el agua de su alberca y Lisa está embarazada de una pelota de fútbol y por absurdo que parezca, si a usted le gusta leer entre líneas, cada desproporcionada broma de esta sátira demente que recuerda “Stepford Wives” a la enésima potencia, acaba por darle un mensaje de crítica social.

El problema es que tiene que aguantarla, y si Wes Anderson con su sátira negra en “The Royal Tenenbaums” le pareció desproporcionado, para que se dé una idea, ”Greener Grass” hace que Anderson parezca un cuento de hadas de la sátira.

Entre la pasiva agresiva relación de las amigas, hay crítica al dinero, al divorcio, a la competencia, al racismo, al mal entendido concepto de no lastimar al otro, al servilismo y por si eso fuera poco, “Greener Grass” también cuenta con una maestra de yoga psicópata que anda por ahí cazando a su siguiente presa.

La sátira de Deboer y Luebbe no es de humor negro, es de algo que va más allá, más extremo, casi enfermo y que requiere una especial concentración para entender las bromas y el verdadero mensaje de las mismas.

En definitiva no para todo público, pero si es fanático del humor desproporcionado o le gusta el análisis social y tiene “aguante”, no se la pierda, porque en esta extraña manía de la humanidad, esta comedia satírica de lo absurdo agravado, puede, entre un grupo de culto, convertirse en un clásico.

También se estrenan:

Black and Blue; Countdown; The Current War; Full Count; The Gallows Act II; The Great Alaskan Race; The Kill Team; The King; The Lighthouse; Parasite.

Greener Grass

Sátira, comedia de humor negro

Dirigen: Jocelyn DeBoer y Dawn Luebbe

Actúan: Jocelyn DeBoer, Dawn Luebbe, Beck Bennett, Neil Casey, Mary Holland, D’Arcy Carden, entre otros

Sin clasificación

97 min.

**

Artículos relacionados Fort Worth Star Telegram

  Comentarios