La Estrella

30 años de ser ‘El Haragán’

Los integrantes del grupo Haragán y Compañía celebran 30 años de trayectoria.
Los integrantes del grupo Haragán y Compañía celebran 30 años de trayectoria. Cortesía

Festejando 30 años y celebrando el disco rojo remasterizado, regresa El Haragán y Cía. a presentarse en el Rodeo West de Dallas, el viernes 2 de agosto.

Luis Antonio Álvarez Martínez, mejor conocido como El Haragán, comenzó a tocar la guitarra a los 10 años de edad y a componer sus primeras canciones a los 12 años.

“Ha sido toda una vida, yo comencé a dejarme el cabello largo a los 16 años por convicción y como un acto de rebeldía, así como el rock and roll. Eran los años 80 y Michael Jackson estaba de moda, el cabello largo significa ir en contra de las reglas y ser greñudo era ir en contra del sistema, lo mismo que hace el rock and roll”, platicó Álvarez.

El mote o apodo de El Haragán fue dado por el locutor de un concurso de compositores en la CDMX en 1987, cuando el presentador invirtió los nombres de la canción y dijo: “Les presento a El Haragán, con la canción Luis Álvarez”.

El tema de su propia canción ha sido el nombre de su banda por 30 años.

“Yo cuando empecé para mí era como un juego, y yo lo único que quería era cantar y compartir mis canciones, estar sobre un escenario. Me di cuenta luego que mis canciones les empezaron a gustar a la banda, de repente yo estaba viendo un espectáculo y de pronto yo me convertí en el espectáculo. Todo cambió. Fue una transición natural, pero fue también otro mundo.

“Cuando cumplí cinco años, caray, ya son cinco años, luego diez años eran ya muchos para mí. Cuando cumplí los quince años, pues hicimos la fiesta y todo; luego se vinieron los veinte y ahora que cumplimos 30 es increíble, lo comienzas a ver todo por décadas, es algo que nunca hubiera imaginado, pero es muy bonito”, expresó Álvarez.

A pesar de ser un referente del rock urbano de México, de tener 16 discos, numerosas colaboraciones con otros grupos y solistas, de participar en varias películas, más de 20 giras por Estados Unidos, etc., hubo momentos complicados en la vida del cantautor nacido en Tlalnepantla, Estado de México, en 1967.

“He tenido un par de momentos en mi trayectoria musical en los que me he querido retirar. El primero fue cuando murió mi papá, porque él era mi representante, además me ayudaba, me acompañaba, entonces ya no quería tocar. Luego me di cuenta del amor del público, y que para mí es una adicción subirme al escenario. Y ver a la banda, ver a mi público feliz en los conciertos, entonces yo me refugié en mi público para curarme las heridas y la verdad aunque hay momentos tristes, yo pienso que el show no se acaba, hasta que se apaga la luz”, compartió Álvarez.

Como buen rocanrolero, tiene opiniones bastante claras acerca de muchas cosas, como cuestiones políticas y de orden mundial, pero incluimos la opinión que tiene sobre el reggaetón, como una muestra.

“El reggaetón es algo tan chafa (de poco valor), que por su propia naturaleza, su propio mensaje, si lo hay, su propia filosofía, si es que la tiene, es algo que se va a autodestruir, el rock and roll nunca va a morir. El rock and roll es un ritmo revolucionario, al rock and roll lo han querido derrotar desde los años 50, exterminarlo, pero no se ha podido y no se va a poder, porque el rock llegó para quedarse. El reggaetón no va a durar porque algo que desvirtúa al ser humano no puede perdurar”, dijo Álvarez.

Artículos relacionados Fort Worth Star Telegram

  Comentarios