Nación

Rechaza juez suspender Programa de Acción Diferida para migrantes

Cientos de estudiantes protestaron el año pasado en Fort Worth la cancelación de DACA por parte del gobierno de Trump.
Cientos de estudiantes protestaron el año pasado en Fort Worth la cancelación de DACA por parte del gobierno de Trump. jlmarshall@star-telegram

Un juez federal negó una petición interpuesta por Texas y otras seis entidades, para frenar temporalmente el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), en tanto se resuelve en definitiva la demanda presentada por esos estados para poner fin a la iniciativa.

El juez Andrew Hanen, de la Corte Federal en Brownsville, Texas, rechazó suspender el DACA, tras considerar que había problemas con la petición, entre ellos la tardanza con la que fue presentada.

Texas, junto con Alabama, Arkansas, Luisiana, Nebraska, Carolina del Sur y Virginia Occidental, esperaron más de cinco años después de la implementación del DACA para solicitar su suspensión, mientras se ventila su demanda para poner fin al programa creado durante el gobierno de Barack Obama.

El juez también señaló que aún cuando los estados podrían demostrar que están siendo perjudicados por la continuación del DACA, principalmente en los costos de los beneficios para los destinatarios, las posibles consecuencias de poner fin al programa de inmediato serían más perjudiciales.

Sin embargo, a pesar de su negativa a suspender temporalmente el DACA, Hanen dejó entrever que podría invalidar el programa, una vez que resuelva en definitiva la demanda interpuesta por las siete entidades el 1 de mayo pasado.

El magistrado advirtió en su dictamen que el DACA podría ser ilegal por lo que, en última instancia, no sobrevivirá a la demanda interpuesta ante su corte. Los estados demandantes plantean que el programa es contrario a la Ley de Procedimiento Administrativo.

El DACA fue creado por una orden ejecutiva del presidente Obama en noviembre de 2012, para permitir que los migrantes que llegaron en forma indocumentada a Estados Unidos cuando eran niños, pudieran permanecer en el país y obtener permisos de trabajo por dos años, renovables, si cumplían ciertos otros requisitos.

En septiembre de 2017, el presidente Donald Trump canceló el DACA, otorgando entonces seis meses de plazo al Congreso para alcanzar un acuerdo y proteger a los jóvenes indocumentados conocidos cómo “dreamers” que llegaron a Estados Unidos siendo niños.

El Congreso no resolvió el asunto, pero el DACA se ha mantenido vigente luego de que fallos de cortes federales han bloqueado los esfuerzos de la administración Trump para poner fin al programa.

El procurador general de Texas, Ken Paxton, decidió interponer en mayo pasado una nueva demanda para terminar el programa, ante los infructuosos esfuerzos de la administración Trump.

En un comunicado emitido este viernes, Paxton se mostró complacido de que, aún cuando el juez negara suspender temporalmente el DACA, habría insinuado que Texas finalmente ganaría el caso.

“La Corte solo se rehusó a emitir una orden judicial preliminar del programa ilegal DACA debido a la oportunidad de la demanda”, indicó Paxton.

  Comentarios