Locales

Dos años después del asesinato de Jay Torres, sospechoso sigue prófugo

Jay Torres trabajó por más de dos décadas como colaborador de La Estrella.
Jay Torres trabajó por más de dos décadas como colaborador de La Estrella. Star-Telegram archives

A dos años de la muerte de Jacinto "Jay" Hernández Torres, la tristeza invade a la familia que no ha podido encontrar un descanso.

Jay Torres, como era mejor conocido en los medios de comunicación, fue encontrado muerto de un disparo en el pecho el 13 de junio del 2016 en la cuadra 4200 de Mayflower Drive en Garland, un suburbio de Dallas.

En principio, se pensó que la muerte de Jay era debido a su actividad como periodista; sin embargo, en investigaciones posteriores esto se descartó y se ubicó que el móvil del asesinato pudo haber sido por la venta de una propiedad, pues otra de las actividades de Jay era ser agente de Bienes y Raíces.

De acuerdo a investigaciones se sabe que el principal sospechoso de la muerte de Jay es Aníbal Edilfredo Mejía, quien aparece en la página de Garland Crime Stoppers como sospechoso buscado por el Departamento de Policía de Garland, y del que además se ofrece una recompensa de 5,000 dólares por información que lleve a su captura.

Pedro Barineau, vocero del Departamento de Policía de la ciudad de Garland declaró que “ (hasta) ahora, no hay nueva información. El sospechoso sigue prófugo y no ha sido localizado”, y agregó “hay una orden para su arresto y cuando (sea) detenido enviaremos una actualización”.

Gibrán Torres, hijo mayor de Jay, dijo que no ha habido mucha información sobre el caso

“Sólo lo que nos ha dicho la policía, que huyó del país el sospechoso y puede regresar a los Estados Unidos en cualquier momento”.

Recordando a Jay

El primogénito de Jay dijo que para este segundo aniversario de su muerte planean reunirse en familia de manera privada, pero además, estarían viajando en los próximos meses para ir a Nuevo Laredo, donde lo sepultaron.

“Estamos ahorrando para visitarlo el próximo Día de Muertos y no nos estamos enfocando precisamente en el asesinato ni en la manera de cómo murió, sino la manera de como él vivió; pensamos que lo mejor para ello es ir a visitarlo ese día”.

Sobre cómo ha sido su vida desde ese entonces, Gibrán mencionó que en caso particular de su hermana Aline, “ella ha tenido que tomar precauciones especiales pues sigue llevando el negocio de mi papá”.

En relación al sospechoso que aún no ha sido detenido, Gibrán dijo tener plena confianza en la justicia y que tarde o temprano el homicida tendría que rendir cuentas ante la ley.

“Sé que no está en el país, según dijo la policía, pero en algún momento él va a regresar y lo van a capturar y entonces sí va a ser un caso más o menos cerrado”.

Gibrán recordó que la misma semana en la que sucedió la muerte de su padre, él se había enterado de que iba a ser papá.

“Hay muchas situaciones en la familia y me hubiera gustado haber tenido a mi papá conmigo pero eso nunca se me va quitar, siempre me lo va a recordar y, desafortunadamente, no voy a poder disfrutar esos momentos junto con mi hijo y mi papá”.

  Comentarios