La Estrella

Luchi González : Tenemos base pero habrán refuerzos

El técnico Luchi González llevó al FC Dallas a los playoffs en su primera temporada.
El técnico Luchi González llevó al FC Dallas a los playoffs en su primera temporada. Especial La Estrella

Cuando Luchi González tomó el cargo de entrenador del FC Dallas, todos lo apoyaron, pero nadie sabía los resultados que tendría en su debut como instructor de un equipo profesional en una liga que sigue creciendo y, que hasta el momento cuenta con 24 clubes.

Su vasta experiencia en las categorías juveniles, como preparador y director de la Academia del FC Dallas, fueron suficientes para ganarse la confianza de los dueños, de sus compañeros de trabajo y de todos los que lo conocían en su carrera como persona, jugador y entrenador.

Ahora, después de experimentar la liga por primera vez, González se siente agradecido por la oportunidad que se le dio, aceptado en sus términos el reto de llevar las riendas de un equipo que llevó a playoffs. González estaba listo para dirigir el North Texas SC, pero la repentina salida de Óscar Pareja, aceleró el proceso y le cambió el futuro.

“Muy agradecido por la oportunidad, todo sucedió muy rápido, pero tuve la ventaja que el club me apoyó cuando presenté el equipo de profes (Peter Luccin, Mikey Varas, Drew Keeshan) que me acompañarían en el proyecto. Ellos sin mucha experiencia pero sí muy competentes, con capacidad de hacer las cosas bien, y yo tuve mucha fe y confianza en ellos y viceversa”, dijo González.

Esta fue una temporada donde el técnico experimentó cada una de las fases de trabajo con un grupo diverso de jugadores, que traían consigo diferentes culturas y edades, pero, según él, le encantó la entrega y responsabilidad de cada uno, quienes considera se comportaron como excelentes seres humanos y buenos alumnos con ganas de seguir aprendiendo.

Con González llegaron nuevas ideas de dirección de equipo y retos para los jugadores, quienes iban asimilando, en cada partido, lo que el “profe” quería. Al final se vieron los primeros resultados de este proyecto que comenzó en enero del 2019.

“Todos hablan del desarrollo de los jóvenes, pero para mí la competencia tiene que ir a la par del desarrollo. No una sola cosa a la vez porque no va a funcionar. Las dos cosas van juntas, no podemos competir sin desarrollar y no podemos desarrollar sin competir”, explicó, refiriéndose a parte de su visión de trabajo.

FC Dallas.JPG
El técnico del FC Dallas, Luchi González, habló de su forma de trabajo, con competencias internas. Aquí uno de los equipos que ganó su trofeo en sesión de entrenamiento. Denise Isla Especial La Estrella

El entrenador, descendiente de padre peruano y madre estadounidense, dijo que su forma de trabajo es diversa: Hay muchos juegos de pases con transiciones cuando el equipo pierde la pelota, muchos juegos de competición con equipos y por puntos. También juegos posicionales, donde los jugadores entienden sus roles en su posición ya sea con o sin pelota, permitiendo el cambio de juego y de posición porque ahora hay jugadores que pueden desempeñarse en diferentes puestos.

Al mismo tiempo, González reconoció que no todo fue bueno.

“Ahora sabemos que hicimos cosas buenas y no tan buenas. Pero en el proceso de todo este año quedan muchas cosas positivas. Ahora yo creo que tenemos una identidad, y una idea más clara de lo que queremos tener para el próximo año”, señaló.

Entre esas ideas mencionó, que para la pretemporada del 2020 ya hay una base de equipo con jugadores que ya tienen base de conceptos y fundamentos. Todo ello representa una ventaja para ir creciendo en su proyecto que ingresará a su segunda fase.

También se dio tiempo de explicar que cuando el equipo sale mal, él es el primero en asumir la responsabilidad, pero también cada uno es responsable de su papel. “Creo que siendo claro y honesto con los jugadores ayuda al equipo que va a refleccionar y se va a hacer una autocrítica, y va a trabajar todavía más para la próxima oportunidad”.

Haciendo una pausa, González reconoció el aporte de los experimentados quienes al mismo tiempo asimilaron el proyecto y sacaron provecho para beneficio del equipo. Un ejemplo es Ryan Hollingshead quien demostró otro nivel de juego en este tiempo en comparación a otros.

“Los veteranos que han estado aquí varios años o han jugado fuera del club pero en niveles altos, en Europa, Sudamérica como Reto (Ziegler), Bressan o Matt (Hedges), han tenido muy buena actitud.

“Yo me siento agradecido de su mentalidad, de saber escuchar y de dar su feedback, creer en los conceptos con un respeto total, sabiendo que perdamos o ganemos no abandonaremos nuestros conceptos, sino que mantendremos nuestra estabilidad”.

Contó que su relación con varios de los jugadores había comenzado antes de la temporada, porque los dirigió en la academia cuando estaban recuperándose de sus lesiones como Hedges, o con Hollingshead después de su accidente.

En esta etapa de análisis y opciones de contratos, no es noticia escuchar que habrán salidas y algunas nuevas caras. González dijo que están realizando un estudio de lo que serán sus próximos pasos.

“Como todos los equipos seguro que van a haber algunos ajustes, algunos cambios, pero para mí son muy pocos. Veremos qué más podemos poner para mejorar la profundidad en la línea de ataque y algunas posicones no necesariamente para reemplazar jugadores sino para mejorar la competencia”, recalcó, explicando que es una temporada larga donde hay lesiones y se producen convocatorias a selecciones donde el equipo pierde jugadores muy importantes.

De cuatro equipos que jugaron la semifinal de la Copa MLS a mitad de semana, sus favoritos para llegar a la final fueron LAFC y Atlanta United. Ambos equipos perdieron sus finales de conferencia (Seattle Sounders derrotó 3-1 a LAFC y Toronto FC 2-1 a Atlanta).

El trabajo del FC Dallas en esta postemporada llegará a su término el próximo viernes 8 de noviembre, mientras que la final de la Copa MLS se disputará dos días después.

Artículos relacionados Fort Worth Star Telegram

  Comentarios