La Estrella

Unos 100 niños fueron devueltos a cuestionado centro de detención

LWS119. MCALLEN (EE.UU.), 26/06/2018.- Familias migrantes son procesadas en la Estación Central de Autobuses antes de ser trasladadas a Caridades Católicas hoy, martes 26 de junio de 2018, McAllen, Texas (EE.UU.). El presidente Trump ordenó la semana pasada que su Gobierno frenara la separación de las familias en la frontera y que en cambio mantuviera juntos a los niños con sus padres o familiares en centros de detención. Esa división de las familias era una consecuencia de su política de “tolerancia cero” hacia la inmigración ilegal, que lleva a su Ejecutivo a procesar criminalmente a los indocumentados. Hasta ahora, las autoridades han reunido con sus familiares a 522 niños inmigrantes, aunque 2.053 menores siguen recluidos, según datos publicados el sábado por el Departamento de Seguridad Nacional. EFE/LARRY W. SMITH
LWS119. MCALLEN (EE.UU.), 26/06/2018.- Familias migrantes son procesadas en la Estación Central de Autobuses antes de ser trasladadas a Caridades Católicas hoy, martes 26 de junio de 2018, McAllen, Texas (EE.UU.). El presidente Trump ordenó la semana pasada que su Gobierno frenara la separación de las familias en la frontera y que en cambio mantuviera juntos a los niños con sus padres o familiares en centros de detención. Esa división de las familias era una consecuencia de su política de “tolerancia cero” hacia la inmigración ilegal, que lleva a su Ejecutivo a procesar criminalmente a los indocumentados. Hasta ahora, las autoridades han reunido con sus familiares a 522 niños inmigrantes, aunque 2.053 menores siguen recluidos, según datos publicados el sábado por el Departamento de Seguridad Nacional. EFE/LARRY W. SMITH EFE

Más de 100 niños han sido devueltos a un centro de detención de la Patrulla Fronteriza que ha sido blanco en los últimos días de denuncias sobre condiciones insalubres.

Un portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) confirmó el traslado, sin precisar mayores detalles sobre cuándo se produjo el cambio de lugar ni desde donde habían sido llevados los menores.

El diario The New York Times informó de que cientos de migrantes menores de edad que estaban detenidos en Clint, en la frontera de Texas, entre ellos bebés y niños pequeños que estaban a cargo de los cuidados de otros, algunos de éstos de hasta ocho años de edad, habían sido trasladados a otras instalaciones.

Los menores detenidos en Clint habían sido separados o bien de los adultos con los que cruzaron sin papeles la frontera con México o bien de madres adolescentes, y llevaban semanas detenidos en las instalaciones de esa población cercana a El Paso.

Aunque el tiempo máximo que sobre el papel los menores pueden permanecer en instalaciones de la Patrulla Fronteriza es de 72 horas, algunos permanecieron semanas en Clint debido al desbordamiento del sistema de albergues en estos últimos meses.

La decisión de su traslado se produjo tras una visita a la comisaria de un grupo de abogados, que denunciaron que los menores vivían en condiciones insalubres: sin pañales para bebés, jabón, ropa limpia, cepillos de dientes ni comida adecuada.

El informe de los abogados, algunos pertenecientes a prestigiosas facultades de Derecho, generó mucha polémica en el país, ya que este tipo de visitas no son habituales y permitió conocer cómo gestiona la actual crisis migratoria el Gobierno de Donald Trump.

  Comentarios