La Estrella

Jay Hernández, de ‘Magnum’ a ‘Toy Story 4’

La historia del actor Javier Manuel Hernández, mejor conocido en Hollywood como Jay Hernández, pareciera ser el sueño de cualquier histrión.

Un día un agente se le acerca y le dice que tiene lo que se necesita para brillar en la pantalla. Lo que sigue, aunque pareciera ser un cuento de hadas, no ha sido fácil, pero con buenas decisiones, Hernández se ha convertido no sólo en un actor “sin etiquetas”, sino en el mismísimo Magnum P.I., en el tan esperado regreso de la serie a la televisión.

En entrevista con La Estrella, Hernández cuenta sobre su más reciente proyecto, esta vez de voz, uniéndose a la entrañable franquicia de Disney, “Toy Story”, en la cuarta secuela como la voz del papá de Bonnie, la niña que vuelve a jugar con Buzz Lightyear, Woody y sus secuaces.

“Este proyecto fue diferente, cuando grabas en soledad tienes que volverte niño otra vez, imaginar y crear; es un proceso distinto a una escena con personas y es todo un reto. Pero cuando vi a mi personaje en la pantalla, como fan y como actor fue increíble y único, valió mucho la pena”, dice entre sonrisas.

“Mi personaje en ‘Toy Story 4’ es el de un papá que quiere darle la experiencia de vivir a su pequeñita, ¿y quién no quiere hacer eso con sus hijos? así que fue muy fácil relacionarme con él”, asegura el actor.

El también protagonista de “Carlito’s Way: Rise to Power” ha cuidado mucho el no caer en el estereotipo de latino. “La fama es un largo camino en muchas formas, para navegar Hollywood tienes que pensar como en un juego de ajedrez, es un asunto constante”.

“Nunca quise tomar papeles que se definieran por ser estereotípicos negativos, cosas obvias, así que muchas veces me quedé sin trabajar, no tomé el dinero cuando lo necesitaba, simplemente porque eran personajes que no quería. Así que me siento superorgulloso por el nivel de éxito que tengo hoy, ya que ha llegado por esas duras decisiones”, agregó Hernández.

Hernández habla pausado, salpicando sonrisas, se siente inspirado por su trabajo con Disney y quiere seguir retándose personal y profesionalmente.

“Quiero seguir retándome con cosas inesperadas, quiero ayudar a otras personas a obtener lo que yo tengo, las personas antes que yo demostraron que la diversidad es algo que debe usarse en Hollywood y ahora es mi turno de ayudar a la siguiente generación de actores, esa gente que quiere alcanzar el éxito”, asegura.

La versatilidad de Hernández le ha dejado ser el niño bueno de “Friday Night Lights” y el asesino tatuado y loco de “Suicide Squad”, pero lo único que desea es que se consoliden las oportunidades.

“Mi misión ahora es que se sigan dando papeles diversos, los latinos podemos ser de todo, no sólo las versiones estereotípicas en las que nos tienen encasillados; creo que debemos recordar esa historia y no dejar que se le olvide a nadie”, concluye.

Por lo pronto la voz del papá de Bonnie en “Toy Story 4”, que se estrena este fin de semana, le corresponde a otro latino que ha logrado consolidarse como actor sin estereotipos en la meca del cine.

  Comentarios