La Estrella

‘El regreso de Mary Poppins’, una película donde no todo encaja

La actriz Emily Blunt interpreta a Mary Poppins.
La actriz Emily Blunt interpreta a Mary Poppins. Disney Enterprises

Con el guion de David Magee y un elenco que haría palidecer a cualquiera, Disney desplaza su poderío con la secuela de Mary Poppins, en “El regreso de Mary Poppins”, basada en las subsecuentes historias de la nana por la pluma de la escritora PL Travers.

Sin embargo, ni con todo y sus nominaciones al Globo de Oro, “El regreso de Mary Poppins” o “Mary Poppins Returns” va más allá de hacer mucho ruido y dar pocas nueces.

Sin duda mucho carisma, con una Mary Poppins (Emily Blunt) más coqueta, completamente del nuevo milenio; el problema de la historia es que la niñera maravilla regresa a la casa de los Banks ahora para ayudar a los hijos del banquero hechos adultos, Jane y Michael, 24 años después de su primera visita en la historia cuando Mary era Julie Andrews.

La trama trasporta al auditorio a la era de la depresión en los 1930, en Londres. Ahora el ya no tan pequeño Michael Banks trabaja en el mismo banco que su padre lo hiciera, y aún vive en el número 17 de Cherry Tree Lane, ahora con sus tres hijos, Annabel, John y Georgie, y su ama de llaves, Ellen.

Jane por su parte es soltera y pasa la vida ayudando a su hermano que acaba de enviudar, y por si fuera poco Michael está a punto de perder la casa en donde ha vivido su familia por generaciones.

En ese escenario aterriza Mary Poppins.

Lo primero que va a encontrar Mary es a Jack (Lin-Manuel Miranda) un farolero que hará que el auditorio recuerde a Bert (Dick Van Dyke) y se dé cuenta del inigualable talento del personaje original, quien por cierto, casi al final de la cinta hace un paneo literalmente histórico y regala una de las experiencias entrañables de la secuela.

Por supuesto habrá canciones originales, e interacción de dibujos animados con humanos, pero a 54 años del estreno en 1964, la tecnología revolucionaria que hizo que la primera entrega de la saga constituyera un éxito total, la verdad es que poco impresiona.

Pero lo que sí decepciona es la falta de profundidad en los personajes y las coreografías que no acaban por cuajar. No hay “supercalifragilístico espialidoso”, ni otras entrañables canciones; hay algunas aventuras en donde se agrega complejidad a la trama y algunas apariciones de actores de la cinta original que harán que el corazón le dé un salto, pero nada más.

Si es que las nuevas generaciones jamás habían escuchado de la niñera, tal vez la representación de Blunt con la nueva Mary Poppins funcione, pero si los papás vivieron sus infancias entre los años 60 y 70, y decidieron preparar a los niños viendo la primera película lo más seguro es que ni usted ni sus pequeños salgan bien librados del todo de la cinta.

Ni las participaciones de Colin Firth, Meryl Streep, Angela Lansbury ni el mismísimo Dick Van Dyke logran que cuaje del todo.

También se estrenan:

Backtrace, Mary Queen of Scots, Mortal Engines, The Mule, Spider-Man: Into the Spider-Verse, Vox Lux

Mary Poppins Returns

-Musical, secuela
-Dirige: Rob Marshall
-Actúan: Emily Blunt, Lin-Manuel Miranda, Ben Whishaw, Emily Mortimer, Julie Walters, Pixie Davies, Nathanael Saleh, Joel Dawson, Colin Firth, Meryl Streep, entre otros.
-Clasificación: PG
130 min.
***
  Comentarios