La Estrella

Agradecen migrantes la ayuda en México

Denia Palma (Der.) de Progreso y Oro, Honduras y quien viaja en la Caravana Migrante, dijo tener la esperanza de llegar a la frontera: “Espero en Dios y todo salga bien”.
Denia Palma (Der.) de Progreso y Oro, Honduras y quien viaja en la Caravana Migrante, dijo tener la esperanza de llegar a la frontera: “Espero en Dios y todo salga bien”. Especial La Estrella

Con un cúmulo de ilusiones, cientos de centroamericanos han continuado la travesía para llegar hasta la frontera cobijados en la Caravana Migrante.

Hasta el momento, poco más de 4,700 personas habrían hecho un alto entre las ciudades de Irapuato, Celaya y León, Guanajuato.

Sin embargo y de acuerdo a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de esa entidad, serían un total de 5,000 los que llegarían a esa región.

En León se instaló un campamento provisional al norte de esa ciudad provisto de personal de salud, protección civil, seguridad pública estatal y municipal, comedor, y consultorios médicos y letrinas en donde los migrantes llegaron.

Ariel Rosales de Puerto Cortés, Honduras, realizó el viaje junto con su esposa e hijo. El camino había sido difícil, pero dijo estar agradecido con México.

“Nos han tratado bien, hemos avanzado con dificultad, pero ahí vamos, yo sí quiero agradecer a México por su ayuda, de corazón, muchas gracias por su apoyo”.

Ariel Rosales.png
El hondureño Ariel Rosales realizó el viaje con su esposa e hijo. Luis Ángel Galván Especial La Estrella

Rosales trabajaba en una agencia aduanal pero la crisis económica trajo como consecuencia su despido, y ante la ausencia de opciones, se unió a la caravana.

El hondureño dijo también desconocer la distancia que resta hacia la frontera y las condiciones que imperan en esa región.

Por su parte, Denia Palma, de Progreso y Oro, Honduras y quien venía acompañada de dos menores describió el viaje como uno difícil “pero gracias a las buenas personas hemos podido sobrellevar esto”.

Ella había salido de su natal Honduras desde hace más de un mes, y con ella también muchas ilusiones.

A pregunta expresa de las condiciones existentes en la frontera de Estados Unidos con México y la militarización de ésta, la hondureña respondió: “aún no sabemos nada de eso, pero con la fe en Dios saldremos adelante”.

Albergue con migrantes en Guanajuato.jpg
Un albergue en León, Guanajuato cobija a migrantes que viajaban en la caravana. Luis Ángel Galván Especial La Estrella

Luis Enrique Ramírez Saldaña, secretario de seguridad pública de León, Guanajuato, aseguró que no ha habido incidentes de violencia, así como tampoco se ha detectado a personas armadas en la caravana.

“Cuando llegan (los migrantes), van directamente a una revisión médica, y la instalación del campamento es darles esa fortaleza y respetar sus derechos humanos y darles las condiciones para que ellos estén físicamente bien”.

Por su parte, Víctor Aguirre, subprocurador de la Zona A de la Procuraduría de los Derechos Humanos de esa entidad, aseguró que no se han reportado incidentes que pongan en peligro la integridad física de los integrantes de la caravana.

“Hemos hecho un registro muy minucioso de quiénes llegan, cómo llegan y las condiciones en las que se van; hasta el momento no hemos detectado situación alguna en cuanto a una posible trata de personas”.

ONGs en apoyo a migrantes

Pero dar atención a las decenas de migrantes que han ido llegando no ha sido cosa fácil.

Graciela Solalinde Mora, de Casa Galilea y quien colaborara en el traslado de migrantes hacia el campamento, solicitó apoyo de la iniciativa privada así como de los connacionales mexicanos en el extranjero, pues si los integrantes de la caravana lograban su cometido de llegar a la tierra prometida, Estados Unidos, necesitarían del apoyo para llegar al otro lado de la frontera.

“Requerimos de su ayuda, son hermanos que necesitan apoyo y hay que ser solidarios con ellos”.

Juan Hernández y migrantes - Main.jpg
Juan Hernández (Izq.), quien recibió a un grupo de migrantes en Guanajuato, dijo que “los recibimos con el corazón por delante”. Luis Ángel Galván Especial La Estrella

Por su parte Juan Hernández, oriundo de Fort Worth y titular de la Secretaría del Migrante y Enlace Internacional de Guanajuato, dijo que tenían conocimiento de la llegada de la caravana desde el pasado 13 de octubre por lo que se dispuso de una coordinación entre las autoridades para atender a los migrantes.

“Así como exigimos que traten bien a nuestros migrantes guanajuatenses en Estados Unidos, con el corazón por delante tenemos que tratar a éstos para poder continuar con esta autoridad moral, entonces nos hemos desbordado en ayudar a toda esta gente que viene huyendo de la violencia y la pobreza”, dijo Hernández.

En relación a la militarización de la frontera en Estados Unidos, Hernández apuntó “esta gente buena que no quieren invadir México ni Estados Unidos, vienen huyendo de una situación difícil pidiendo una mejor vida y la única regla que han roto es la administrativa y nosotros debemos de tratarlos con toda la dignidad que se merece un ser humano”.

Voces critican arribo de Caravana

Sobre las críticas en redes sociales al arribo de la Caravana Migrante a México, Hernández señaló, “siempre hay voces que hablan de esa manera y por un lado hay gente que a lo mejor no tiene trabajo y que el presidente actual como el electo han dicho que les van a dar visa de trabajo a todos aquéllos que así lo deseen, Guanajuato en particular requiere en determinados meses más gente para trabajar y llegan aquí del estado de Guerrero, así también Estados Unidos requiere de más de 300,000 personas al año para mantener su crecimiento al uno por ciento, así que 7,000 de esta caravana no son nada comparado con los 130 millones de personas mexicanas en este país”.

Hernández reconoció que “México es un país de leyes, y hay que respetarlas, sin embargo también hay leyes superiores que nos indican que hay que abrir nuestro corazón y tratar a la gente con dignidad”.

Milton, de Honduras y quien venía también en la caravana, aseguró que debido a los peligros que se estarían presentando en la ruta, puesto que ya la ha transitado con anterioridad, se buscarían rutas alternas como Saltillo y Durango.

“Nosotros queremos llegar, pero bien y sin riesgos, y estamos buscando opciones que hasta ahorita son dos ciudades, Saltillo y Durango, pero habrá que ver qué decide el grupo”, señaló.

Al cierre de esta edición, varios grupos de la misma caravana habrían tomado rumbos distintos pero con un objetivo en común: llegar a la frontera y solicitar asilo a los Estados Unidos.

  Comentarios