La Estrella

‘Arizona’, una cinta absurda y sin lógica

Elizabeth Gillies como Cassie y Luke Wilson como Scott en una escena de la cinta “Arizona”.
Elizabeth Gillies como Cassie y Luke Wilson como Scott en una escena de la cinta “Arizona”. RLJE Films

Cuando la crisis hipotecaria del 2009 alcanza la vida de un grupo de individuos en un fraccionamiento millonario, las cosas irán de mal en peor, no sólo perdiendo casas sino vidas, y hasta caer en el desastre total.

Ésa es la premisa de “Arizona”, una comedia de humor negro que al igual que su trama y los hechos reales que la inspiraron, llega un momento que se sale completamente de control para dejarlo definitivamente frustrado.

La trama alcanza a Cassie (Rosemarie DeWitt, “La La Land”) una agente de bienes raíces y madre soltera que está pasando por una etapa difícil; su hija adolescente es poco menos que un caos y su ex esposo (Luke Wilson) ya vive con la jovencita por la que la dejó. Además el fraccionamiento nuevecito en el que está trabajando no ha vendido una sola casa en varias semanas y muchos están por perderlas.

Cuando Sonny (Danny McBride, “Pineapple Express”), un cliente enojado por estar a punto de perder su casa confronta al jefe de Cassie (Seth Rogen) y accidentalmente lo mata, el recién creado asesino comenzará una serie de pésimas y sangrientas decisiones que afectarán a toda la familia de Cassie y por supuesto a su espacio laboral.

Ésta es una de esas cintas en las que el auditorio fanático de este tipo de humor, lleno de agresión e irreverencia, dirá, “caray, si hubiera…”, pues la trama de utilizar un fraccionamiento como campo de batalla en donde un hombre tiene presas y destruye toda dignidad y respeto por un grupo de mujeres no sólo es sencilla sino lo suficientemente absurda e irreverente, como para tener todo el potencial para haber sido, pero no fue, quedándose en una carnicería que al final ya de chiste no tiene nada.

Aunque no se puede negar que algunos de los diálogos en donde se hace referencia al mercado inmobiliario y a la idiosincrasia norteamericana son excepcionales, no son suficientes para mantener ni el interés, ni la benevolencia del auditorio.

Con algunas escenas que hacen honor al género y que le harán soltar la carcajada ante algo completamente inexplicable, la razón por la que la ópera prima del director Jonathan Watson quedará tan sólo en un intento de comedia de humor negro es porque, por mucho que trata, no encuentra un punto medio en la literalmente absurda bipolaridad del guión y la falta de lógica en el actuar de sus protagonistas.

La cinta, que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance, verá la luz en algunas salas de cine en el Metroplex y en video digital este fin de semana.

También se estrenan:

A.X.L., Beautifully Broken, Blaze, The Happytime Murders, Papillon, Support the Girls

Arizona

  • Comedia, humor negro

  • Dirige: Jonathan Watson

  • Actúan: Rosemarie DeWitt, Luke Wilson, Danny McBride, Kaitlin Olson, Elizabeth Gillies, David Alan Grier, Seth Rogen, entre otros.

  • Clasificación: R escenas de violencia gráfica

  • 83 min.

  • *

  Comentarios