Nación

Preocupa a ONU separación de familias en la frontera

Un grupo de madres con sus hijos protestan contra la separación de niños de sus padres en la frontera en Washington, DC.
Un grupo de madres con sus hijos protestan contra la separación de niños de sus padres en la frontera en Washington, DC. EFE

El Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos Zeid Ra'ad Al Hussein expresó su preocupación por la separación forzada de niños migrantes de sus familias en la frontera sur de Estados Unidos.

Zeid deploró que en las últimas seis semanas, cerca de 2,000 niños han sido separados de sus padres, coincidiendo con la Asociación Americana de Pediatría en calificarlo como un abuso infantil aprobado por el Gobierno.

"Pido a Estados Unidos a poner fin inmediatamente a la práctica de la separación forzada de estos niños'', urgió el funcionario durante la presentación del Consejo de Derechos Humanos el último informe de su mandato.

"Estoy profundamente alarmado por las políticas adoptadas recientemente que castigan los niños por acciones de sus padres'', remarcó Zeid.

Zeid subrayó que arrancar a los niños de los brazos de sus padres es una crueldad que puede causar en los infantes un daño irreparable que puede tener graves consecuencias para toda su vida.

"La idea de que cualquier Estado trate de disuadir a los padres mediante la imposición de tal abuso de niños es inconcebible", recalcó el funcionario. "Animo al Gobierno a ratificar finalmente la Convención sobre los Derechos del Niños, a fin de asegurar que los derechos fundamentales de todos los menores, cualquiera que sea su estatus administrativo, estén en el centro de todas las leyes y políticas nacionales", agregó.

Zeid recordó que la gente no pierde sus derechos humanos por el hecho de cruzar una frontera sin visado.

  Comentarios