México

Migrantes entre los temas del segundo debate

El consejero Marco Baños, presidente de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral, aseguró que el Instituto Nacional Electoral (INE) no pedirá dinero adicional a Hacienda, sino que recortará y ajustará los recursos de otras partidas para papelería electoral.
El consejero Marco Baños, presidente de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral, aseguró que el Instituto Nacional Electoral (INE) no pedirá dinero adicional a Hacienda, sino que recortará y ajustará los recursos de otras partidas para papelería electoral. Agencia Reforma

El tema de los derechos de los migrantes estará entre los puntos principales que los candidatos a la presidencia debatirán este 20 de mayo en Tijuana, Baja California Norte.

Mientras que Margarita Ester Zavala Gómez del Campo anuncio su retiro de la campaña, los otros candidatos - Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón el Bronco, Ricardo Anaya Cortés, Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade Kuribreña - tratarán en el segundo debate el tema “México en el Mundo: comercio, seguridad fronteriza y derechos de los migrantes”.

Eunice Rendón Cárdenas, ex directora del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, y representante de la organización Agenda Migrante, reconoció el esfuerzo del Instituto Nacional Electoral, (INE), por considerar la seguridad fronteriza y los derechos de los migrantes como parte de las prioridades y opinó sobre los participantes en el debate.

“Con Margarita y Jaime Rodríguez las propuestas son muy básicas; el Bronco sólo tiene una en la que hace alusión al desarrollo económico del país para evitar que más personas emigren, y en el caso de Zavala tiene cinco puntos de política exterior que también son muy genéricos de México en el mundo; finalmente Morena, el PRI y el Frente traen unas propuestas más concretas pero una cosa es lo que está escrito y otra es la que dicen en sus entrevistas”.

Rendón Cárdenas citó la seguridad fronteriza como punto prioritario y habló del incremento de detenciones a connacionales.

“En el 2017 aumentó 42 por ciento las detenciones en la frontera y se triplicó la gente detenida sin ningún récord criminal, es decir sólo por perfil racial; lo que queremos escuchar en este debate son los 'cómo', está bien, defender, pero… ¿cómo?"

Para Alejandro Solalinde, religioso y activista en favor de los migrantes, el debate deberá ser no sólo una propuesta para México sino también para Centroamérica.

“Deberá haber una propuesta en que se elabore una política migratoria integral, no de contención, no de represión ni de deportación, sino más bien mejorar las condiciones de vida en México y en Centroamérica con la corresponsabilidad de instituciones de gobierno para que se haga una propuesta y que de verdad la gente tenga paz, seguridad y también pueda trabajar. Es la única solución viable, lo demás es solamente paliativos”.



Un reglón que no debería ser excluido del debate, agregó Rendón Cárdenas, “es el del empoderamiento, licitación y sanción porque hoy Trump nos puede tratar como nos trata, y aunque somos 35 millones de personas de origen mexicano, nos ha faltado esta visión de poder insertar a la gente para que tenga mejores lugares y cargos públicos”.

Rendón Cárdenas puntualizó que este debate debe abordar cómo se van a resolver las necesidades de los migrantes, y si la relación México Estados deberá ser de diplomacia comunitaria o de más consulado, o si en México se va a continuar con un programa que se va a dedicar a recibir y no a reintegrar.

Raúl Ross Pineda, de la Coalición de Mexicanos en el Exterior, opinó que en el debate no sólo se trata de prometer, sino de que haya un mecanismo para que se cumpla lo que los candidatos prometen, “nada les prohíbe prometer lo que no cumplen”.

Ross Pineda dijo no saber preferir cuál de todos los candidatos tendría mayor compromiso con los migrantes.

Añadió que independientemente de las aportaciones de los candidatos, el gobierno, de manera primordial debería establecer una relación respetuosa y democrática con los mexicanos en el extranjero.

“Las deportaciones masivas ha sido puro cuento, la mayor ha sido con Barack Obama y nadie ha dicho nada. Eso no conmovió a nadie y nadie”, dijo Ross Pineda.

Con respecto a los mexicanos en el extranjero, aclaró “deberían esforzarse en facilitarnos instrumentos para una relación democrática de que los mexicanos de acá formemos parte de todo el sistema de decisiones de México, y esto tiene que ver con el Poder Legislativo”.

En cuanto a la participación con los mexicanos en el extranjero, Ross señaló que sería mejor no intentarlo, “a veces el gobierno mexicano adopta posiciones diferentes a las que toman los activistas mexicanos aquí en Estados Unidos", y citó entre ellos al Consejo Consultivo del IME, “que si bien no servía para lo que fue constituido, que era para opinar sobre los asuntos de gobierno en México, sí por lo menos servía para vincularnos entre nosotros en los Estados Unidos”.

  Comentarios