La Estrella

Llega Luchi González al FC Dallas con ambición de triunfar

Con seis años de experiencia como director de las academias de fútbol del FC Dallas, uno de los más jóvenes entrenadores en ingresar al grupo selecto de la MLS, Luchi González, aceptó el reto de lo que podría convertirse en el más encumbrado de su vida profesional como entrenador del primer equipo para la temporada 2019.

Todo sucedió en el mes de diciembre, donde las huestes del club texano sufrió cambios súbitos e inesperados por la salida del entrenador, cuerpo técnico y tal vez, menos sorpresivos, la de algunos jugadores que normalmente sucede cada fin de año.

Ahora, con nuevos retos enfrente, González se siente listo para comenzar a dirigir 34 partidos de liga con su primer equipo profesional y los torneos que vienen a la par durante el año. Pero como él mismo asegura, espera ganar la Copa MLS.

Además de reconocer el trabajo realizado por Óscar Pareja y la base que creó estabilidad en el equipo, González dijo que como cualquier otro club hay objetivos que concretar y obviamente hay ciertas modificaciones que hará conforme avance su trabajo.

“Creo que la base que dejó Óscar (Pareja) y su staff ha sido increíble, que fue la de dar una estabilidad al club y a los jugadores la confianza de saber que pueden competir, que pueden jugar un fútbol organizado, con buena estructura, con base de posesión y con secuencias de ataques. Un equipo que siempre mete goles y sabe defender el arco”, dijo, agregando que preservará esa organización, esa cultura de competencia, sabiendo que se pueden ganar partidos en casa o de visitante con una manera humilde de trabajo y sin tener la necesidad de comprar los jugadores más caros de la liga.

Asimismo dijo que como todo entrenador, en lugar de reemplazar cosas, creará formas de organización de tal manera que el equipo encuentre los goles que durante la temporada pasada careció. ”Creo que los cambios son naturales, tenemos el equipo para ir poco a poco aplicando un número mayor de jugadores en el ataque, de salida de juego, las fases de salida hacia el arco del oponente. Tratar de mejorar los números de apoyo en las fases de ataque. Para mí es una fase natural que necesita el club, los fanáticos y que los jugadores necesitan”, afirmó.

González, 38, junto a su staff entre los que estará Marco Ferruzzi, dijo que irá imponiendo esa evolución de trabajo de crear más oportunidades de gol y más alto porcentaje de goles, durante la pretemporada.

“Creemos que podemos crear más oportunidades de llegar al arco con más números, esos números nos ayudarán a tener transiciones para también recuperar la pelota en un bloque más alto. Son pasos de cómo queremos atacar, presionar y ganar la pelota. Queremos más números arriba en la cancha para recuperar la pelota de tal manera que se esté más cerca del oponente y más lejos del arco nuestro y con más números para hacerlo”, dijo.

La temporada pasada algunos jóvenes tuvieron oprtunidades más que otros, en cuanto a este tema, Luchi González dijo que esos jóvenes ahora con un año más de experiencia tendrán sus oportunidades y contarán con todo el apoyo necesario para que logren sus objetivos individuales.

“Como un proceso de desarrollo hubieron chicos que jugaron el año pasado y hubieron los que no jugaron. Éste es otro año para que ellos puedan ganar más minutos y causar más impacto. Creo que sí lo pueden hacer, eso depende de su motivación y su mentalidad”, agregó.

El FC Dallas ha realizado ya dos contrataciones, hay una que se anunciará en los primeros días de enero. Se trata de otro extranjero que se unirá al delantero Zdeněk Ondrášek de la República Checa y al defensa brasileño Matheus Simonete Bressanelli (Bressan).

Refiriéndose a estos dos primeros acuerdos con el par extranjero, González dijo haber estado inmerso en ambas hasta cierto punto.

“Ellos fueron jugadores ya identificados antes de mi entrevista. Pero sí estaba finalizando cosas con el club cuando firmamos al delantero checo, y Bressan firmó después que yo firmé. Sí, estuve involucrado en el proceso de los jugadores para finalizar sus situaciones con el FC Dallas, pero son jugadores que fueron identificados más de seis semanas antes”, señaló.

No ha pasado ni un mes de haber sido nombrado en el cargo y que de pronto haya visto su calendario lleno de entrevistas, González dice a esto que “hace 10 ó 20 años yo era un jugador de la liga cuando la liga era más joven, donde la verdad los jugadores y profes no eran figuras públicas en la historia de la liga como ahora, pero creo que no mucho. Creo que Dallas ha sido un club muy tranquilo, humilde, yo voy a comer con mi familia pero sé que cuando se empieza el trabajo hay más expectativas, más presión lo que son normales. No lo veo como una manera que te limita, sino como cosas que representa a mi familia y al club”.

González no solamente formó parte de la liga desde muy temprano como jugador, siendo parte de San José Earthquakes, Colorado Rapids, el internacional Sporting Cristal de Perú, tierra natal de su padre, y el Bodens BK de la segunda división sueca. También los cuadros Miami FC - NPSL- y Minnesota Thunder (USL).

  Comentarios